He creado este blog pensando en ofrecer a los niños hospitalizados un espacio abierto a la comunicación. No en vano, LA PALABRA PUEDE CURAR.
RSS

lunes, 15 de octubre de 2012

DON DRENAJILLO Y EL GRILLO

¡Hola, Pablo!. Ya tienes aquí la historia de Don Drenaj(e) illo y...hasta su foto ("tuneada"), a ver qué te parece.

Egoitz, un artista de 8 años cuyo blog puedes visitar desde este mismo (columna de la derecha: BLOGUEANDO, Blog de Egoitz, ha escrito la historia y, juntos, hemos "vestido" a Don Drenajillo.

Naturalmente, compartimos esta historia con todos nuestros lectores y lectoras.

.....................................................................................................................................................................

Érase una vez, en una noche oscura, un personajillo al que llamaban Don Drenajillo, él solo tenía un ojo muy saltón y en vez de tener cinco dedos en cada mano solo tenía uno, la verdad es que era un poco serio pero lo que más le gustaba era curar a los niños. Era, digamos, como un fontanero pero en vez de desatascar tuberías, desatascaba heridas, digamos que él las limpiaba pero le faltaba algo, una mascota y entonces un día se le ocurrió ir a su planeta que se llamaba Rascaspún. Allí había un centro comercial el único del planeta. Allí vio un animal muy extraño que era un grillo, al lado del grillo ponía: “En un sorteo el premio más gordo será este grillo con cabeza de canario” Entonces Don Drenajillo fue a comprar todos los boletos que había allí pero. ¿qué pasó? Que uno se le cayó y vino un cepillo y lo cogió, además lo cogió gratis y ¿a que no sabéis a quién le tocó el premio? al cepillo. Don Drenajillo estaba muy enfadado porque quería al grillo como mascota, entonces se propuso una cosa, encontrar otro grillo. Se fue al planeta Barracacún y allí encontró una gallina de oro pero él no quería una gallina de oro, quería UN GRILLO y entonces se quedó pensando como “el pensador”, esa famosa obra de arte que ya conocéis y, de repente se le ocurrió una cosa: disfrazarse de grillo y llamarle diciendo: cri, cri, cri y eso funcionó muy bien porque al final apareció un grillo y eso le puso muy contento y dijo:
-Ya nunca estaré enfadado porque tengo una mascota que se va a llamar Purrillo. Entonces, los dos amigos se hicieron inseparables.

Egoitz (8 años)

FIN

3 comentarios:

Jesús Mª Alonso Díez dijo...

Muchas gracias por tu fabulosa historia, me he quedado con las ganas de saber mas de estos personajes, espero te encuentre bien para poder seguir escribiendo tan imaginativas aventuras.

Salu2.

Hitzak dijo...

¡¡Gracia spor la historia de don drenajillo y su grillo!! Me ha encantado. ¡¡PLAS-PLAS!!!

Donospi dijo...

La historia de "Don Drenajillo y el Grillo) seguro que le encantará a Pablo.
A los demás nos ha encantado saber que ese "trasto" sirve para curar niños y que su función es como la de desatascar tuberías. ¿Si lo hubiese sabido Pablo!Además Drenajillo pudo cumplir uno de sus deseos, si, el de encontarse con su mascota Purrillo.
Bonita historia Egoitz.
Zorionak eta ez utzi idazteari